lunes, 26 de noviembre de 2012

Hacienda somos todos. Pero unos más que otros.



Ayer mientras iba en el tren leí un artículo sobre cómo los gigantestecnológicos evitan pagar impuestos en España sin embargo me sorprende que cada cierto tiempo y en diversos medios se lea algo similar. Y también me sorprende que se culpe a las empresas, o se quiera demonizarlas, cuando es algo perfectamente legal. Estoy de acuerdo en que se debería hacer algo al respecto y por eso escribo esto.

¿De dónde piensas q provienen los impuestos? incluso yendo más lejos el estado.
Muy probablemente desde q alguien pudo imponerse sobre otra persona de cualquier manera posible, esta fue la célula del estado y más adelante de los impuestos. Para más convincentes argumentos ver aquí  o aquí . ¿Acaso la democracia no se basa en último término en ver qué grupo tiene más poder?

Seguramente no tendrían un gran componente de justicia social. Hoy en día hay muchos argumentos para tener impuesto y podríamos esgrimirlos abarcando áreas q van desde el derecho, la moral, la historia, la filosofía, la política y/o economía. Desde el punto de vista económico por regla general los impuestos distorsionan y pueden promover la ineficiencia, aunque n otros casos pueden hacer lo contrario. También es importante tener en cuenta q es lo que pasa en la realidad con los impuestos, y en general pasa que tienden a ser evitados, pocos quieren pagarlos.
Tengo la teoría de que muchos de los mejores cerebros del mundo se dedican a esquivarlos. Sobre todo si hablamos del impuesto de sociedades o similares. Donde si además tenemos paraísos fiscales y compleja legislación internacional no hay nada que hacer.

Me pregunto hasta qué punto es conveniente incluso tenerla:
  1.    La competencia a nivel global favorece a quien usa paraísos fiscales, ya que la empresa es más competitiva en costes. Así que las empresas que pagan sus impuestos tienen desventajas y castigo.
  1. Las empresas con mejores asesores tienen ventajas. Así q las empresas medianas y pequeñas están desamparadas. Además lo que se paga en promedio es mucho menor a lo estipulado. Una simplificación sería conveniente. Reducir el impuesto de sociedades sería bueno, porque en realidad el que se tiene ahora no es utilizado, sino que de manera efectiva es mucho menor, ver aquí y aquí. ¿No sería más sencillo ponerlo más bajo desde el principio y ahorrar en legislación? Para ver esto más claro puedes mirar aquí.
  2. Ayudaríamos a que los empresarios y directivos usaran su talento a algo más rentable que evadir impuestos, y esto sería que se centraran en ser más productivos y competitivos mediante mejoras en la productividad. A un mayor Impuesto de Sociedades más incentivos a evitarlo. Puedes mirar aquí y aquí.
  3. Las empresas pertenecen a alguien, que deberá pagar otros impuestos, los cuales son más difíciles de esquivar. Como el IVA, impuestos de lujo al comprarse un Ferrari o el IRPF. Si bien estos impuestos son también evitables en mayor o en menor medida, pero en principio menos (aquí ejemplo de tributación de dividendos). Probablemente habría que cambiar el IRPF o el modelo anterior parecía mejor en este sentido.
  4. Un argumento dado es que la empresa debe pagar a la sociedad por los beneficios que obtiene de ella, i.e.. educación de los trabajadores, carreteras, sistema judicial... nótese que esto es algo indirecto, y si se crearán pagos de manera directa, por uso o servicio, sería mejor, ya que la gente sentiría que paga por algo en concreto no por algo abstracto. También es verdad que no todo puede ser mercantilizado.
  5. No solo un menor Impuesto de Sociedades sino uno más claro y transparente, sin tantos vericuetos.
Presente: 
        7.    Los políticos no se cansan de decir en tono solemne que el crédito no fluye y que eso causa la crisis, algún día hasta me lo voy a creer. Pues bien, con un bajo Impuesto de Sociedades muchas empresas invertirían en España, me refiero a inversión directa, que es mucho mejor que la que un banco puede ofrecer. Empresas internacionales se asentarían aquí y aprovecharían de paso nuestras REBAJAS en mano de obra, traerían su tecnología y saber hacer, algo sin precio. 
      8.    Actualmente casi no se cobra Impuesto de Sociedades. Alguno dirá que bajará la recaudación, pero en tiempo de crisis los impuestos de sociedades no generan mucho porque pocas empresas tienen beneficios. 
        9.    Puestos a regalar dinero prefiero que lo tengan las empresas que los bancos. Ya que algo mejor que guardarlo harán.

 Así que sugiero una bajada del tipo de Impuesto de Sociedades y me preocuparía mas de impuestos como el IVA, especiales, y el IRPF, así como impuestos directos que repercutan sobre quien efectivamente crea un coste (siempre dentro de lo razonable y con el papel del estado de cubrir ciertos costes sociales q no se cubrirían de otro modo). Ya que estos son simplemente más difíciles de esquivar y de rastrear.

1 comentario:

  1. La clave está en los impuestos especiales ya que el IVA puede perjudicar a las clases mas bajas. Por su parte, la subida del IRPF ocasionaria un mercado laboral en negro que tampoco serviria para incrementar las arcas del Estado.

    ResponderEliminar