martes, 20 de agosto de 2013

Trenes y legislación

Hace unas semanas tristemente descarriló un tren en Galicia. Desde el primer momento el maquinista se autoinculpó y pudimos ver un desfile de altos cargos de las empresas ESTATALES diciendo que todo era acorde a la ley y que fue un despiste del maquinista.
Pero a día de hoy, donde un GPS instalado en un móvil es capaz de decirnos a la velocidad a la que debemos circular en una carretera, ¿podemos decir que no se podía haber hecho nada de nada?. 
Tecnologicamente seguro que sí, ya que dejar en las manos de un solo hombre el manejo de una máquina millonaria, y la vida de tantas personas parece cosa del pasado; legalmente parecía que no, hasta hace unas horas, cuando la justicia española deja la puerta abierta a sanciones a las empresas estatatales (ver aquí, aquí o aquí).

No hay comentarios:

Publicar un comentario