miércoles, 2 de enero de 2013

La Evasión Fiscal

       Hace un rato he leído un post en el blog de Sala-i-Martín (qué es un economista que me gusta mucho y suelo leer) sobre evasión fiscal, resumiendo un poco lo que él decía en el post (aunque siempre es mejor leer el original) es primero compara la visión que a primeria nos vendría a la cabeza, que sería ¿me sale rentable evadir? (Gary Becker ) y otra que consiste en bueno un poquito y si además lo hacen los demás no pasa nada (Dan Ariely).
La conclusión final es “En lugar de poner más inspectores o de aumentar las penas por fraude o evasión fiscal, quizá lo que deberían hacer nuestros líderes políticos es reducir el margen para la auto-justificación a base de mirar a los ojos de los ciudadanos y explicarles por qué pagar impuestos no es tirar el dinero. Si consigue hacerlo sin que se le escape la risa, habrá solucionado el problema fiscal.
Disiento en varios puntos, por ejemplo, no creo que sea el ciudadano de a pie el que más defraude (poca cantidad pero muchos).
Llegados aquí me gustaría poner un video breve en el que aparece alguien que trabaja en la lucha contra el fraude fiscal en España, me gustaría señalar la última frase del video "Ahora tengo muchas más ganas de pagar mis impuestos": 
 
       No es solo ya tirar el dinero, sino la cantidad de juegos perversos a los que nos lleva, ya que mucha gente no quiere que su dinero se dedique a cosas concretas a las que las dedica el gobierno o no cree que el gobierno tenga los mismos intereses que los ciudadadones, como se aprecia en el video, existen muchso intereses cruzados en este juego de tronos.
       Por regla general los gobiernos imponen sus impuestos porque simplemente pueden conseguir dinero de ahí. Allí dónde hay un sitio u oportunidad de conseguir dinero, allí habrá un impuesto.  Por ejemplo, cuando cobramos y nos depositan el dinero en el banco, en una herencia, cuando compramos algo… sin embargo lo que nosotros sentimos es que tenemos que pagar por trabajar, que tenemos que pagar por recibir algo que ya estaba ahí y de alguna manera ya nos pertenecía, que tenemos que pagar por comprar algo después de haber pagado por recibir nuestra paga. Así que sentimos que nos están cobrando por algo que no está muy claro qué es.
       Sin embargo, si nos cobraran por usar una carretera, tenemos claro porque nos cobran, si nos cobraran por ir al médico, tenemos claro por lo que pagamos, si nos cobraran por ir a la escuela o a la universidad tenemos claro porque nos cobran, si nos cobran por consumir electricidad tenemos claro porque nos cobran, si nos cobraran por el consumo de petróleo tenemos claro porque nos cobran… es decir mediante impuestos directos y concretos tenemos claro que nos cobran, y no tenemos dudas de que alguien esté haciendo lo que quiera por nuestros impuestos.
       Sin embargo no solo introduciendo impuestos concretos y directos podremos conseguir lo que queremos que haga un Estado, por ejemplo, si queremos igualdad de oportunidades debe haber un flujo de dinero de los más ricos a los más pobres, por lo que se necesitan impuestos sobre la renta u otros (a groso modo).
      Hay en día incluso con las modernas tecnologías podríamos tener la posibilidad de poder escoger, exactamente en qué queremos que se gasten nuestros impuestos e incluso escoger nuestras leyes directamente.
       Realmente no creo que se pueda evitar la evasión fiscal, porque siempre habrá huecos en la legislación, porque siempre habrá gente que le proporcione enormes beneficios, gente que simplemente no esté de acuerdo con lo que los gobiernos hacen con el dinero… pero si se puede incrementar la información, y acercar los impuestos más al ciudadano, mediante el copago o pago directo de lo que se consume (con limitaciones claro) y con la posibilidad de que el mismo ciudadano escoja a dónde va su dinero, creo que los ciudadanos querran colaborar más. Los ciudadanos en general ni de broma las grandes fortunas y empresas deben también sentir que su dinero en impuestos es rentable y es rentable en comparación con otros países (ver aquí).

No hay comentarios:

Publicar un comentario