jueves, 13 de diciembre de 2012

Dumping social a la UE.


España adolece estos días de un extenso paro que supera el 25%. Este paro tiene un perfil basado en gente joven, mujeres y de una cualificación baja. Otra manera de verlo, es que la gente que antes trabajaba en la construcción dónde podemos ponerlos a trabajar ahora (el tema de las mujeres es algo que ocurre en la mayoría de los países y ya pasaba antes).
No me gusta ver cómo nuestros políticos desaprovechan las oportunidades de esta manera. España es un paraíso para muchos europeos cómo lo demuestra la cantidad de europeos que nos visitas cada año. Pero ¿podríamos aprovechar esta exposición?
Yo creo que sí. España sigue siendo un país dónde montar un negocio cuesta mucho tiempo, y es de suponer que personas que no hablen español lo tengan aún más difícil. Si nuestro gobierno facilitara la creación de empresas y además extendiera el uso del inglés en las administraciones muchas cosas se simplificarían.
Miremos un poco mejor las cosas que tenemos y ni aprovechamos. España tiene un sector automovilístico bastante potente, si bien el corte de vehículos que producimos es de media/baja calidad (mirar aquí o aquí).  Sin embargo nuestros otros países europeos aprovechan mejor este sector y además tiene una producción industrial potente (ver ejemplo).¿Por qué nosotros no podemos tener un sector industrial más potente?. Estoy seguro de que hay cientos de empresarios alemanes que nos visitan que no les importaría instalar aquí sus empresas o filiales si se dieran ciertas condiciones.
En los párrafos anteriores  quiero decir que en España se vive bastante bien y a muchos europeos les gustaría vivir aquí, también que tenemos sectores económicos potentes que no deberían ser una excepción, también que mucha gente (potenciales inversores) conoce el país y que mucha de la regulación sobre la creación de empresas ysimplificación burocrática debería tratarse y ampliarse el uso del inglés en la administración. Además contamos con muchísima gente que quiere trabajar y también con gente que esta cualificada. Todo está ahí para ejercer cierto "dumping social" con países como Alemania, Francia o Inglaterra. España podría conseguir sustituir el sector de la construcción atrayendo inversores y negocios concretos del resto de Europa (ver aquí y aquí). 
Es verdad que tenemos puntos débiles cómo nuestro sistema educativo y escasez de crédito, pero contamos con inumerables infraestructuras y con mucha gente con ganas de trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario