sábado, 8 de diciembre de 2012

Unión Europea, el euro, Alemania y nosotros.


Hasta hace unos años, todo el mundo estaba encanto con la Unión Europea (UE), pero cada vez este empieza a cambiar.
Es un hecho reconocido que España, en general, he tenido ciclos de expansión y recesión más pronunciados que el promedio de la UE. Mucha gente piensa que la sincronización de los ciclos económicos es lo mejor para construir uniones monetarias, sin embargo podemos ver el caso de los Estados Unidos (EEUU), dónde esto no es así y no les va mal.
¿Cuáles son las principales diferencias entre EEUU y la UE? Pues fundamentalmente dos: 1) La integración política, social y económica es mayor en la EEUU que en la UE y 2) la política monetaria de los EEUU se preocupa del crecimiento económico y en la UE se preocupa de mantener la inflación sobre el 2%.
Sobre el segundo punto yo me inclino más por la política Europea de mantener una inflación fija, clara y conocida. Para ver algunos argumentos sobre el tema puedes buscar en internet, pero si quieres algo un poquito más claro aquí tienes el discurso de Robert Mundell cuando ganó el Nobel de economía en 1999 (lectura obligatoria para mis alumnos de la UA). Resumiendo el saber cuál va a ser  la inflación simplifica nuestras vidas, aunque pueden seguir habiendo ataques especulativos a la moneda. La máxima ventaja de no tener un objetivo de inflación es que puedes, de facto, bajar los sueldos y costes de toda la población haciendo la economía más competitiva a nivel internacional en un espacio de tiempo muy breve. Es decir, cuando en España estaba la peseta al incrementarse la inflación, se nos hacía más competitivos inmediatamente, sin embargo ahora, es necesario tener leyes que permitan adecuar los salarios y costes de manera más compleja y en un función de la productividad.
Sobre el primer punto: la unión europea no cuenta con un gobierno central, aunque lo es el alemán de facto, esto hace y crea malestar en el resto de los países ya que el gobierno alemán tiene por definición el objetivo de mejorar el bienestar de los alemanes. No tenemos leyes que permitan la regulación no solo bancaria a través de los diversos países, hoy vemos que los alemanes no quieres que sus bancos sean auditados por las autoridades europeas (ver aquí o aquí). Además no hay transferencias económicas entre países en crisis y países que no lo están, no existe la posibilidad de tener estos flujos de dinero, esto sí es posible en EEUU. Por otro lado la no existencia de los eurobonos hace que la prima de riesgo de ciertos países se dispare.
Concluyendo:
Es necesario que la UE cambié porque está a medio construir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario