lunes, 31 de diciembre de 2012

Porque ella lo vale.



    Acabo de ver el sueldo de Cospedal (por ejemplo aquí), y resulta que primero se hizo abogada del Estado, un paso porpio de la clase política, ser un alto funcionario público, con todas sus ventajas, luego pedir la excedencia para dedicarse la políticao debería decir juego de tronos.
    Podría dedicarse a una sola cosa y dejar los otros tres trabajos (aunque no ejerza como abogada del estado). Me niego a creer que es capaz de hacerlo todo igual de bien que tres personas distintas.
    Aquí 1+1+1 no es igual a 3.
    Esta me lleva a cómo nuestros políticos solo buscan su bienestar y tener más y más poder envueltas en su juego de tronos, olvidándose de la misión a la que realmente deben encomendarse. 
   Si tuviéramos a una Presidenta de Castilla la Mancha, a una Secretaria General  del PP y distinta a una senadora, tendríamos tres personas trabajando a tiempo completo en tres puestos distintos, haciendo su trabajo en tres sitios distintos, y en la mayoría de los casos esto es mejor que tener a la misma persona haciéndolo todo a medias (o tercios).
   Cosas como estas hacen que cada vez más los políticos sean más denostados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario